Los “chicos” de oro: la generación de los 80

Abrí hoy el día leyendo un tuit acertadísimo de Francisco Pastor, uno de los referentes de la música procesional:

Tuit_Pastor

De todos los compositores citados, todos salvo el Maestro Sempere (y por poco) nacieron en los años 80. Ya entre generaciones anteriores encontramos a grandes compositores que están aportando muchísimo a nuestro panorama, engrandeciendo la música procesional como el mismo Pastor, José Manuel Bernal, Francisco Javier Alonso Delgado, David Hurtado, Pedro Morales, Eloy García o Francisco Javier Parra entre muchísimos otros.

Interpreto esta frase como un apoyo expreso y sincero de estos “mayores” hacia esta nueva generación. De ella destaco a autores como Antonio Moreno Pozo, Alfonso Lozano, Rafael Wals, Francisco Jesús Flores Matute, Ismael Jiménez Gómez, Cristóbal López Gándara, Carlos Llano o Pablo Ojeda. No sólo componen marchas procesionales. Muchos de ellos, no sólo han enriquecido nuestra música procesional para plantilla de banda completa sino que, además, se han adentrado en el resto de subgéneros. La mayoría de ellos han crecido como músicos acompañando a nuestras imágenes. Tienen la formación necesaria y, sobre todo, talento, mucho talento.

Es por tanto una falacia que hoy día las marchas que se componen no tengan la calidad necesaria. Esta idea, repetida hasta la saciedad cual mantra, se ha extendido arraigándose en el subconsciente de muchos cofrades. La música procesional goza de una salud envidiable. Cosa distinta es que después se valore, bien sea por desidia o por desconocimiento. Pongamos en valor a estos músicos. Demos gracias por su trabajo. Y sobre todo, luchemos por la difusión de la buena música.

20 pensamientos en “Los “chicos” de oro: la generación de los 80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *